Consejos para limpiar zapatillas

Muchas personas utilizan directamente la lavadora. Sin embargo, no es un método recomendable porque tanto la acción del centrifugado como la cantidad de agua recibida pueden estropearlas o deformarlas. A continuación te vamos a dar algunas pautas para que sepas cómo limpiar las zapatillas de la mejor manera posible:

  • Utiliza la lavadora en un programa corto, en agua fría y sin centrifugar, y solo cuando estén desgastadas o cuando la manchas sea difícil de eliminar.
  • Para alargar la vida de tu calzado, antes de meterlo en la lavadora, no olvides: quitar los cordones y las plantillas, retirar la suciedad superficial y meterlas en una bolsa de tela para ropa delicada.
  • Presta atención a los productos de limpieza que utilizas. Por ejemplo, en el caso de las zapatillas blancas nunca utilices lejía porque las volverá amarillentas. 
  • Sécalas al aire libre, pero evita el sol y los aparatos de calor, y nunca utilices la secadora. 
  • Si las zapatillas son de tela, sumérgelas en agua fría con jabón y utiliza un cepillo para frotar las manchas. En caso de que estén muy sucias, utiliza una mezcla de bicarbonato, agua oxigenada y vinagre
  • En las zapatillas de piel espolvorea polvos de talco o bicarbonato sobre las manchas y deja que el compuesto actúe toda la noche para que las absorba. A la mañana siguiente, cepíllalas. 
  • Para acabar con las manchas rebeldes, frótalas con una mezcla de vinagre y agua, déjalas secar al aire libre e introdúcelas en la lavadora. 
  • Para evitar remedios caseros engorrosos, utiliza productos desinfectantes eficaces como KH-7 Quitagrasas Desinfectante. Basta con pulverizar la superficie exterior del calzado con el producto y, sin dejar que se seque, límpiala con un paño húmedo.  En este caso no tendrás que frotar, pues la composición sin lejía de KH-7 penetrará en la mancha y la reblandecerá, eliminando casi la totalidad de la mancha. Lo único que tendrás que hacer es aplicar y aclarar. 
  • En caso de que sean manchas persistentes, emplea este quitamanchas en una solución con agua (20% de KH-7 y 80% de agua). Tras esperar varias horas, frota las zapatillas con un cepillo de limpieza, enjuaga y seca. 

Estos consejos te vendrán muy bien para saber cómo limpiar zapatillas cada vez que se ensucien de la calle. De cualquier forma, sea cual sea el método a emplear, te recomendamos que no utilices agua caliente porque podrían encoger. De la misma manera, no emplees productos de limpieza agresivos y, cuando vayas a limpiarlas, trátalas como si fueran prendas delicadas para evitar que se deformen o se rompan.