¿Cómo limpiar  unas bambas blancas y devolverles el aspecto impecable del día que las estrenamos? ¿Es posible?  La respuesta es SÍ, nuestras zapatillas blancas pueden recuperar el intenso tono blanco del primer día con solo seguir una serie de sencillos consejos para limpiarlas a fondo y eliminar todas las manchas que las afean. 

  1. Cómo limpiar zapatillas blancas de tela
  2. Cómo limpiar bambas de piel blancas
  3. Cómo quitar las manchas amarillas de las zapatillas blancas
  4. Cómo lavar las suelas de goma de las zapatillas blancas
  5. Cómo limpiar cordones blancos de tus bambas

Cómo limpiar zapatillas de tela

Quitar manchas de zapatillas blancas de lona puede ser una tarea complicada si no conoces estos trucos y meterlos en la lavadora puede deformar por completo tus playeros.

Limpiar zapatillas de gamuza puede ser un poco complicado ya que es una tela delicada que se mancha fácilmente. Debido a esto, probablemente hayas notado que la mayoría de los zapatillas de gamuza no vienen en un tono blanco verdadero..

  1.  Humedece las bambas y cepilla enérgicamente con lavavajillas y bicarbonato las manchas.
  2. Pasa una bayeta húmeda hasta eliminar espuma y restos de suciedad.
  3. Puede que cuando están mojadas puedas ver las manchas pero al secar se irán difuminando.

Cómo limpiar bambas blancas de piel

Si lo que quieres es lavar zapatillas de piel en la lavadora porque estas se ven sucias o especialmente deslucidas, debes seguir el paso a paso que te hemos indicado en el apartado anterior.

  1. Humedece las bambas con mezcla de bicarbonato y vinagre.
  2. Tras frotar superficie de bambas, introduce en un programa corto de lavadora.

Tus bambas pueden presentar una mancha en concreto, siendo las más comunes:

Cómo quitar las manchas amarillas de las zapatillas blancas

Según la cantidad de suciedad que tengan las zapatillas puedes limpiar solo las manchas o proceder a lavarlas a mano o en la lavadora. Sea como fuere, antes de lavar las zapatillas es conveniente tratar las manchas de suciedad. Unas manchas que se pueden eliminar fácilmente con un pequeño cepillo, puede ser uno de dientes, y una mezcla de bicarbonato, vinagre blanco o jabón suave, siendo también eficaz usar un quitagrasas como KH-7 Quitagrasas.

  1. Para lavarlas a mano puedes sumergirlas en un barreño con agua y unas dos tazas de vinagre blanco y un cuarto de taza de bicarbonato sódico.
  2. Deja que esté un tiempo en remojo y frota de nuevo las manchas más rebeldes. 
  3. Una vez terminada la limpieza, enjuaga todo con agua fría hasta que no queden restos de jabón. Es aconsejable secarlas al sol para que blanqueen aún más, pero sin dejar que se expongan demasiadas horas añ  sol y colgándolas por la lengüeta. 

Si quieres lavarlas en la lavadora, elige un programa corto y lávalas en agua fría y un detergente suave.

Cómo lavar las suelas de goma de las zapatillas blancas

Las marcas que suelen quedar en las suelas pueden limpiarse frotando cada mancha con cuidado con un cepillo de dientes y agua jabonosa. También se puede probar a frotar con zumo de limón y dejar que el zumo actúe sobre las manchas unos 20 o 30 minutos.

La pasta dental blanqueadora es otro de los recursos que suele emplearse para limpiar de manchas las suelas blancas de las zapatillas y con el que se obtienen muy buenos resultados.

El proceso es muy sencillo:

  1. Con un estropajo y lavavajillas limpia la suela de las zapatillas para eliminar la mayor parte de la suciedad. Aclara debajo del grifo para quitar espuma y suciedad.
  2. Cuando aún esté húmedo, cubre goma con pasta de dientes y deja que actúe durante 10 minutos hasta que esté seca.
  3. Posteriormente retira la pasta con una bayeta húmeda para seguir con la limpieza de tus tenis.

Unos trucos para los que te merece la pena reservar los cepillos de dientes usados y reciclarlos como útil de limpieza.

Cómo limpiar cordones blancos de tus bambas

Lo primero que debemos hacer al ponernos a limpiar zapatillas blancas es retirar los cordones y las plantillas. Así, conseguiremos que las zapatillas sean más fáciles de limpiar y que tanto los cordones como las plantillas queden perfectamente limpias. Si procedemos a lavar todo junto, lo habitual es que los cordones queden con las marcas de la suciedad que se acumula en los agujeros laterales por los que van metidos o incluso, pueden quedar grisáceos o teñidos si se trata de limpiar zapatillas de color

Los cordones se pueden lavar colocándolos en remojo en un barreño con agua tibia, un chorro de vinagre blanco de limpieza y uno de jabón neutro. También podemos hacer un remojo con agua, bicarbonato y vinagre blanco a partes iguales o agua con productos KH7_Quitagrasas. El tiempo de remojo variará en función de los sucios que estén, pero con una media hora debería ser suficiente. Una limpieza que también puede hacerse extensible a las plantillas.