Suelen ser unas manchas bastante aparatosas, manchando todo lo que se encuentra alrededor y generando mucho trabajo en un momento al tener que aprestarse a limpiar todo lo que se ha manchado de forma rápida, desde el suelo a la ropa. Por lo que respecta a la ropa, es importante seguir una serie de consejos sobre cómo limpiar manchas de vómito y que las prendas de ropa queden como nuevas.

Consejos para limpiar manchas de vómito

Las manchas de vómito requieren actuar lo más rápido posible para evitar que la suciedad se incruste, siendo además habitual que el vómito venga acompañado de un olor repulsivo que también puede impregnarlo todo. Es por ello por lo que se impone actuar de inmediato. Los pasos que seguir son:

  • Retirar toda la suciedad con un papel de cocina absorbente. Una acción que habrá que repetir hasta eliminar toda la humedad y dejar la prenda sin ningún resto. En caso de no haber podido actuar a la primera y encontrarse con la mancha ya seca, entonces será preciso pasar un cepillo de cerdas suaves, o un cepillo de dientes viejo, para retirar los restos sólidos de la ropa.
  • Introducir la prenda en un recipiente con agua fría, nunca caliente. El agua fría tendrá como efecto ir diluyendo la mancha y soltando los restos más incrustados. Suele ser suficiente con dejar la ropa a remojo durante una hora.
  • El siguiente paso es retirar esa agua y rellenar el recipiente con una mezcla de agua fría y vinagre blanco de limpieza, siendo la proporción de una cucharada de vinagre por litro de agua. La prenda ha de dejarse a remojo durante unos quince minutos.
  • Por último, se escurre la prenda y se lava en la lavadora en el programa que le corresponda y con un jabón suave. También se puede añadir un aditivo como KH-7 Sin Manchas.

Otros productos de limpieza ideales para limpiar manchas de vómito

Además del vinagre blanco de limpieza, potente limpiador, desinfectante y quita-olores, también se puede recurrir a productos quitamanchas con oxígeno activo como KH-7 Sin Manchas. Tanto el uso de este producto como otros del mismo estilo requiere echar una ojeada a las etiquetas de la prenda y constatar que realmente se puede emplear, además de seguir las indicaciones especificadas por el fabricante. 

Sí que es importante no emplearlo en prendas de lana, piel, seda, ante o lino. El resto de los tejidos suele admitir bien el producto, funcionando bien tanto en ropa blanca como en ropa de color. 

Otros métodos son remedios naturales en los que se mezcla agua con bicarbonato y vinagre o agua con bicarbonato, además de poder recurrir también al agua oxigenada y el amoníaco, consultando previamente la etiqueta de la prenda. Solo en aquellos casos que sea posible y si el vómito ha teñido el tejido o lo ha amarilleado al oxidarse la mancha, se puede recurrir al uso de lejía.

Cómo limpiar las manchas de vómito según tejidos

  • En el algodón se procede a retirar el exceso de suciedad con un chorro de agua fría y se frota con jabón líquido suave, dejándolo actuar una media hora. Pasado ese tiempo, se frota la mancha, se aclara con abundante agua fría, sumergiendo también la prenda unos minutos en agua con vinagre blanco de limpieza para eliminar el olor. Si la mancha está seca, entonces ha de sumergirse en agua caliente, frotarla y lavar la prenda.
  • En los tejidos de lana y seda se ha de proceder eliminando los restos con un papel absorbente y frotar suavemente la mancha con un poco de amoníaco diluido en agua, lavando después la prenda con agua y jabón para prendas delicadas.