Consejos para limpiar manchas de orina en la ropa

Es frecuente que los pequeños que acaban de dejar los pañales, mojen la cama y su ropa de pijama durante la noche. Sin embargo, este post te ayudará a manejar esta situación cada vez que se presente, aprendiendo trucos efectivos sobre cómo limpiar las manchas de orina en la ropa.  Antes de mostrarte varios consejos, es importante que tengas en cuenta algo importante: cuanto antes actúes, más fácil te resultará limpiarlas. De ese modo, lo ideal es ponerse manos a la obra tan pronto como se presenten.

  1. Un método para eliminar las manchas de orina en la ropa es mezclar dos partes de agua y una de vinagre blanco. Si el agua está caliente, mejor, porque así actuará con más fuerza. Ahora bien, para garantizar que la prenda no se dañe, lee las instrucciones de lavado de su etiqueta y asegúrate de que puede lavarse a alta temperatura. De otra manera, usa agua fría en la disolución. Bastará con dejar la ropa manchada en esta solución durante 45 minutos y evitar dejarla en remojo más tiempo para no desteñirla. Pasado ese tiempo, enjuágala en agua y cuélgala al aire libre hasta que se seque. Asegúrate de usar una zona con sombra porque, si la mancha no ha salido del todo, el sol podría fijarla más. 
  2. Otra manera similar que puede funcionar a la hora de eliminar estas manchas consiste en meter la prenda sucia en la lavadora y emplear media taza de vinagre blanco en el lavado
  3. El amoniaco también puede servir para acabar con las manchas de orina. Remoja la prenda en una solución de agua y amoniaco (una cucharadita de amoniaco por media taza de agua), y deja que actúe durante 45 minutos. Una vez pase ese tiempo, enjuaga la prenda con abundante agua y lava la prenda como lo harías normalmente. 
  4. A la hora de obtener los mejores resultados, lo mejor es utilizar limpiadores específicos como KH-7 Sin Manchas Sin olores de orina. Estos productos pueden utilizarse en ropa blanca, negra o de color y te dejará la ropa sin manchas y, lo que es más importante, sin olor. Simplemente pulveriza el producto sobre la mancha, deja que actúe unos minutos y lava la prenda como lo harías normalmente, ya sea a mano o a máquina. Intenta aplicar el producto en cuanto se haya producido la mancha para obtener los mejores resultados. En caso de que la mancha esté ya reseca, moja primero la prenda, aplica el producto y frota suavemente.
  5. Si deseas probar a limpiar la prenda con tu detergente habitual, también puedes agregar el quitamanchas en el tambor de la lavadora para potenciar la eficacia de lavado. 

Cómo limpiar manchas de orina paso a paso

En el caso de estas manchas es imprescindible limpiarlas cuanto antes, ya que la orina puede decolorar las prendas o dañarlas si son prendas delicadas o empapa alfombras o telas de sofás o colchas. Si la mancha de orina es reciente se deberá:

  1. Retirar el exceso con papel de cocina absorbente. Es importante presionar bien o dar pequeños golpecitos para que toda la humedad vaya ascendiendo e ir retirándola toda poco a poco. 
  2. Cuando el papel salga completamente seco, se pasa un paño con un poco de agua con gas o vinagre blanco de limpieza. Es preciso frotar e ir sacando la humedad con más papel de cocina para conseguir sacar todos los restos de orina que queden. Este método es idóneo para colchones, sofás, alfombras o moquetas. Una vez terminada esta fase de absorción de la orina, será momento de aplicar sobre la zona espuma de limpiar alfombras o sofás y frotar la mancha con una esponja o un paño suave. 
  3. Por último, es importante pulverizar la zona con un desodorizante para eliminar el olor a orina.
    Para minimizar los efectos de las micciones nocturnas en cunas y colchones se puede colocar un empapador para evitar que la orina traspase y llegue hasta colchón. También se puede reforzar la protección del colchón colocando también una funda impermeable.

En el caso de la ropa recién empapada de orina es importante ponerla en remojo nada más quitarla. Para ello se prepara un recipiente con agua templada y un poco de detergente para lavar la ropa y se introduce en el agua durante varias horas. Una vez pasado ese tiempo se escurre la ropa, eliminando todo resto de orina. A continuación, se lavarán las prendas a mano o en la lavadora con el jabón y el suavizante que se emplee habitualmente. 

Cómo limpiar manchas de orina seca

Las manchas de orina seca son más complicadas de limpiar, pero se puede recurrir a una serie de trucos para conseguir una limpieza impecable. Así, se recomienda el uso de los siguientes productos y remedios para acabar con este tipo de manchas rebeldes:

Quitamanchas

En el mercado se pueden encontrar quitamanchas tan efectivos como KH-7 Sin Manchas Sin Olores De Orina. Con este quitamanchas se pueden eliminar las manchas de orina reseca, dejando un agradable aroma y sin emplear lejía. Además, es posible emplearlo tanto en ropa blanca como de color, incluso en ropa negra. 

Antes de utilizarlo es aconsejable revisar las etiquetas de las prendas y seguir las instrucciones de lavado del fabricante. Para la limpieza de manchas secas es preciso seguir los siguientes pasos:

  1. Remojar las manchas secas con agua.
  2. Pulverizar KH-7 Sin Manchas Sin Olores De Orina sobre las manchas.
  3. Se frota suavemente la mancha sin dañar el tejido.
  4. Se aclara con agua para eliminar todos los restos de orina y lava las prendas en la lavadora utilizando el quitamanchas como aditivo.

Agua oxigenada

Con una mezcla de agua oxigenada, bicarbonato y unas gotas de lavavajillas pueden quitarse las manchas resecas de orina. Hay que tener cuidado, ya que la mezcla puede blanquear los tejidos. 

Es por ello aconsejable emplearla para la limpieza de prendas de color blanco. La mezcla hay que prepararla y usarla al momento, siendo las proporciones 240 ml de agua oxigenada, 3 cucharadas de bicarbonato y os o tres gotas de lavavajillas.

Estos consejos sobre cómo limpiar las manchas de orina en la ropa te serán de gran ayuda. Ahora bien, debes prestar atención a ciertas prendas delicadas, como las fabricadas en piel, seda, lino, ante o lana. En estos casos, lo mejor es ceñirse a las recomendaciones del fabricante, leyendo detenidamente las instrucciones de lavado insertadas en la etiqueta. 

Tampoco conviene utilizar quitamanchas ni otros aditivos como los mencionados en tejidos con colores que no son demasiado sólidos. Para asegurarnos de que podemos utilizar estos trucos o consejos, lo más conveniente es hacer una prueba en una zona no visible para garantizar que no se produce el desteñido de la prenda.