Una reacción que, de no limpiarse las joyas y los objetos de plata con cierta frecuencia, hace que estas pierdan su brillo y se ennegrezcan. Una capa ennegrecida que se puede eliminar fácilmente siguiendo una serie de sencillos trucos caseros efectivos y económicos o recurriendo a productos de limpieza. Pero ¿cómo limpiar la plata de forma eficaz y rápida?

Los mejores trucos para limpiar la plata

El primer paso a la hora de limpiar la plata es hacernos con los productos y utensilios necesarios para realizar las tareas de limpieza de la plata sin dejar huellas en ella y asegurándonos de sacar brillo a los objetos sin rayarlos ni estropearlos. Para ello tenemos que contar con un par de guantes, papel de cocina, un paño o bayeta suave y bastoncillos de algodón para acceder a las zonas más difíciles o limpiar en profundidad las zonas de grabados o relieves.

Una vez que nos hemos pertrechado con estos artículos para llevar a cabo el aseo de la plata podremos poner en práctica los siguientes trucos para limpiarla. Así, podemos devolverle el brillo a nuestras joyas y objetos de plata:

Con una mezcla de bicarbonato y vinagre blanco

La suciedad de la plata puede eliminarse con una mezcla de bicarbonato, unos 10 gramos, y un cuarto de una taza, unos 60 ml. Echaremos el vinagre en una palangana y le añadiremos la cucharada de bicarbonato, removemos y sumergimos la plata en la mezcla, dejamos que actúe y la retiramos los objetos para secarlos y sacarles brillo con un paño suave.

Con limón y sal

Para conseguir darle más brillo a la plata se puede recurrir a este truco casero. Para ello se corta un limón a la mitad, se espolvorea por encima con una cucharadita de sal y se procede a frotar los objetos de plata a limpiar con él. Es preciso frotar y dejar actuar unos minutos. Por último, se procede a enjuagar los objetos y a sacarles brillo con un paño. Con este método conseguiremos que el brillo dure más tiempo.

Con agua hirviendo y bicarbonato

Para la limpieza de la plata con este método prepararemos un recipiente forrando su fondo con papel de aluminio. Una vez preparado, echaremos en él agua hirviendo y dos cucharadas de bicarbonato, unos 20 gramos. Procederemos a sumergir los objetos de plata en el agua y dejaremos que actúe unos minutos. Por último, los secamos y sacamos brillo con un paño limpio y seco.

Con KH-7 Quitagrasas

Si no tienes mucho tiempo y deseas limpiar la plata de forma fácil y efectiva, siempre puedes recurrir a productos de limpieza como KH-7 Quitagrasas. Lo primero es pulverizar el producto sobre el objeto o la joya de plata, dejar actuar unos instantes y proceder a frotar bien con un paño suave. La plata recuperará su color habitual y quedará perfectamente limpia.

Para limpiar objetos de plata que no están muy sucios puedes recurrir a un sencillo método para que quede perfectamente limpia y brillante. Así, solo necesitarás un poco de jabón neutro y agua hirviendo para eliminar la suciedad que haya. Para ello introducimos la plata en un recipiente con el agua hirviendo y jabón suave. Se dejan a remojo unos minutos y se secan y abrillantan con un paño suave y limpio.

Por último, para limpiar plata labrada podrás recurrir a cualquiera de estos trucos, pero empleando cepillos de dientes de cerdas suaves o bastoncillos de algodón para llegar a todos los rincones y poder retirar toda la suciedad fácilmente.