Saber cómo limpiar las persianas correctamente es fundamental. Como ya hemos mencionado, sufren bastante, pues en ellas recae la intensa lluvia, el granizo, las ráfagas del viento y los rayos ultravioletas.  

Consejos para saber cómo limpiar persianas

Las persianas deben ser una prioridad más dentro de la limpieza general de tu hogar. Si te resulta muy difícil limpiar la parte exterior, intenta llegar hasta donde puedas para que pueda conservarse en perfecto estado y prolongar así su vida útil. Estos consejos te ayudarán a saber cómo limpiar las persianas para que puedas hacerlo fácilmente y sin ninguna dificultad. Limpiar las persianas no es una misión imposible si utilizas estos métodos seguros y rápidos. 

  • Aspira las persianas. Es muy sencillo. Basta con coger el aspirador que tienes en casa, si tienes un aspirador de mano, mejor, y comenzar a aspirar por sus listones a través del accesorio del cepillo. De ese modo, eliminarás el polvo, que es su principal enemigo, y ahorrarás mucho esfuerzo a la hora de limpiarlas. 
  • Utilizar plumero. El plumero es otra herramienta útil que te servirá para limpiarla fácilmente, más aún si se trata de limpiar la zona exterior. De esa forma, la suciedad no entrará en tu casa y la tendrás un poco más limpia. 
  • Utiliza un trapo húmedo y el clásico limpia cristales. Es importante que antes de nada protejas tus manos con guantes. A continuación, limpia la persiana en forma horizontal con ayuda de un trapo humedecido en este producto. 
  • Persianas de madera con productos para limpiar parquet. Para limpiar efectivamente tus persianas de madera, puedes utilizar un producto especial para limpiar los suelos de parquet. Simplemente pasa cada listón con un paño humedecido en este producto y lucirá estupendamente bien. 
  • Limpialas en la ducha. Si tus persianas se desmontan con facilidad, estás de suerte porque podrás llevarla a la bañera y limpiarlas muy bien. Las persianas de PVC podrás lavarlas con agua tibia y un poco de detergente. Después, déjalas secar al aire y colócalas. 
  • Cómo limpiar los listones. Para limpiar las persianas fácilmente aplica estos sencillos trucos. Primero cierra la persiana y pasa por ella una esponja con agua y detergente. Después, ábrela y limpia profundamente cada uno de los listones.
  • Lavarlas con un limpiador apto para persianas. Uno de los trucos más sencillos consiste en utilizar un quitagrasas eficaz con pulverizador como KH-7 Quitagrasas.  Sólo necesitarás un cubo de agua, una bayeta y un limpiador efectivo. 

    La forma de proceder es muy sencilla. Pulveriza la superficie de la persiana, deja actuar durante unos minutos y pasa una bayeta humedecida con agua. Lo último será aclarar la superficie hasta eliminar cualquier resto del producto.