Al utilizarlo diariamente, si no hacemos una limpieza efectiva, la suciedad se va acumulando y te encontrarás con varios problemas que luego resultarán más difíciles de resolver: restos de comida, grasa, salpicaduras y malos olores. Además, si no llevamos a cabo un mantenimiento regular, su rendimiento puede verse perjudicado con el tiempo.  

No hace falta limpiar el microondas tras calentar cualquier cosa, pero sí debemos dedicar unos minutos para cuidarlo y mantenerlo limpio y funcional. De ese modo, aumentaremos su vida útil para que dure mucho más tiempo. 

Consejos para limpiar el microondas

Desde aquí vamos a nombrar algunos sencillos consejos para saber cómo limpiar el microondas de forma rápida, sencilla y efectiva: 

  • Utilizar un trapo húmedo para quitar la suciedad vertida. Aunque después emplees un producto específico, cada vez que la comida salpique las paredes, actúa con rapidez y quita parte de la grasa del microondas con un trapo húmedo. 
  • Limpiar con agua y vinagre. Para emplear este método, coloca en su interior una taza de agua con una cucharada de vinagre blanco. Calienta el microondas empleando la máxima potencia y espera unos minutos hasta que se haya evaporado parte de su contenido. Una vez el vapor haya penetrado en la suciedad, saca la taza y procede a fregar las paredes con una esponja y un trapo húmedo. 
  • Limpiar microondas con limón. Al tener propiedades antibacterianas y desinfectantes, el limón es otra alternativa para acabar con los gérmenes y malos olores acumulados. La manera de hacerlo es muy sencilla, basta con colocar en su interior una taza de agua con limón exprimido o rodajas de limón. Como en el caso anterior, ponlo a funcionar a una potencia máxima durante unos minutos hasta que el agua empiece a hervir. Después, retira el recipiente y utiliza una esponja y un trapo húmedo para retirar los restos de grasa. 
  • Utilizar productos específicos para acabar con todas las bacterias. Los métodos anteriores son eficaces, pero no tan infalibles como este tipo de productos la temida especialmente diseñados para eliminar completamente los gérmenes y bacterias

En este sentido, KH-7 Quitagrasas y Quitagrasas Desinfectante son productos de fácil manejo con los que poder limpiar tu cocina sin ninguna dificultad. Basta con seguir varios pasos muy sencillos: pulveriza sobre las paredes del microondas, deja actuar cinco minutos, aclara con abundante agua y retira con un paño húmedo. 

  • Evitar que el microondas se manche. Los consejos anteriores te ayudarán a limpiar el microondas correctamente, aunque no está de más seguir algunas recomendaciones para evitar que el interior del aparato se manche sobremanera. 

En primer lugar no olvides cubrir los alimentos con una tapadera para evitar las temidas salpicaduras mientras se están calentando. Como hemos indicado anteriormente, es aconsejable pasar una bayeta húmeda para quitar los restos vertidos. También conviene dejar la puerta abierta tras cada uso para evitar que todo el olor se quede en su interior. 

  • Limpiar también el plato del microondas. Tener un mantenimiento regular con nuestro microondas está muy bien, aunque no debemos olvidarnos del plato, ni tan siquiera del aro y las ruedas que forman parte de él. Quítalo y friégalo con una esponja o estropajo como si formara parte de la vajilla. Tanto igual con el aro. En cuanto a las ruedas, basta con pasar un trapo mojado con agua y detergente, o verter un poco de KH-7 Quitagrasas & Quitagrasas Desinfectante.

Limpiar el microondas es una tarea sencilla que no te quitará mucho tiempo. Lo único que tienes que hacer es emplear varios minutos después de cada uso para que luzca brillante y con buen olor. Además, ten en cuenta que lo empleamos para calentar alimentos que después consumimos, de ahí que sea muy importante mantenerlo limpio y desinfectado