Desde aquí te aconsejamos que actúes con relativa rapidez porque de otra forma te resultarán difíciles de eliminar, aún menos si no se utilizan productos efectivos. A continuación vamos a mostrarte algunas soluciones que te permitirán saber cómo limpiar manchas de tomate, incluso las más complicadas. 

Consejos para limpiar manchas de tomate

En España somos adictos a la salsa de tomate y en nuestra mesa no puede faltar un buen plato de pasta al menos una vez por semana. Los niños disfrutan mucho de esta comida y además resulta muy fácil de preparar. Sin embargo, la salsa puede salpicar nuestra ropa con facilidad y dejar nuestras prendas llenas de lamparones visibles. ¿Cómo limpiar las manchas de tomate?

  • Tal y como hemos mencionado, la rapidez es fundamental para eliminar este tipo de manchas. Si dejamos que se adhieran al tejido, resultarán más difíciles de combatir. 
  • No utilices servilletas para retirar posibles restos de tomate, ya sea frito, crudo o kétchup. Puedes extender la mancha y hacerla más grande. En estos casos lo mejor es optar por una cuchara o un cuchillo, teniendo cuidado para no dañar la prenda. 
  • Una vez la hayas lavado, no uses la secadora. Si hubiera quedado un rastro de mancha, el calor la fijaría aún más, haciendo que después fuera imposible eliminarla completamente. Siguiendo este mismo consejo, si tiendes la ropa al aire libre, hazlo en una zona con sombra y evita el sol. 
  • Si alguno de los trucos que vamos a mostrarte a continuación no funciona, no pruebes a hacer otro encima. Primero enjuaga la prenda manchada y después procede a eliminar los restos con otro producto. De otra forma, podrías dañar la prenda o mancharla aún más. 
  • Antes de nada, consulta el etiquetado de la ropa. Es importante conocer su composición y su forma de lavado para saber si puedes aplicar un producto concreto. 
  • Para quitar manchas de tomate crudo, te aconsejamos que actúes cuanto antes para ahorrar tiempo y esfuerzo. En este caso, quita los restos de tomate con una cuchara, abre el grifo de agua sobre la zona manchada y frótala suavemente con algún producto suave (gel de baño o lavavajillas). Después, aclara con agua fría y lava la prenda como lo harías habitualmente.Si la mancha de tomate crudo está reseca, da pequeños toques en la mancha con un paño mojado en vinagre blanco o limón. A continuación, lava la prenda como lo harías habitualmente.
  • A la hora de quitar manchas de tomate frito, que por otro lado son las más comunes, lo más efectivo es usar un quitamanchas efectivo como KH-7 Sin Manchas Oxy Effect. El tomate frito lleva tomate, aceite y especias, y estos productos actúan eficazmente contra la grasa.Antes de utilizar cualquiera de ellos en formato pulverizador, elimina los residuos con delicadeza con una cuchara, cuchillo o espátula, y humedece la mancha con agua fría si está seca. Aplica el producto por ambos lados y deja actuar cinco minutos sin dejar que se seque. A continuación, lava la prenda en la lavadora.
  • En el caso de las manchas de ketchup, el proceso es similar. Retira los residuos, da la vuelta a la prenda y ponla bajo agua fría hasta que la zona quede empapada. Coloca un papel absorbente debajo y emplea el producto KH-7 mencionado  sobre la misma. Deja actuar unos minutos y lava la prenda junto al resto de tu colada. 

Para quitar las manchas de tomate frito también es posible recurrir al bicarbonato o al agua oxigenada. Sin embargo, no son tan efectivos como los productos especialmente indicados para eliminar grasa. Además, lo más probable es que tengas que repetir la operación varias veces.

KH-7 Sin Manchas Oxy Effect posee una fórmula con oxígeno activo que elimina las manchas difíciles producidas por el licopeno, el pigmento natural del tomate.