No hay una receta mágica, pero con estos consejos y trucos sobre cómo limpiar mamparas paso a paso pueden ayudarte a conseguir que luzcan relucientes sin demasiado esfuerzo. ¡Toma nota!

Cómo limpiar la mampara del baño paso a paso

La cal y el moho son los dos enemigos que abatir. Dos tipos de manchas difíciles de eliminar, pero que, con constancia en las tareas de mantenimiento, pueden limpiarse de forma rápida y eficaz. 

Las mamparas son uno de los elementos que pronto se ven deslucidos por el paso del tiempo y más aún si no hacemos una pequeña limpieza cada vez que nos duchamos. Un pequeño gesto que no requiere más que unos minutos para retirar restos de jabón y pasar un paño o una espátula limpiacristales, en el caso de mamparas de cristal, y así eliminar el exceso de humedad. 

De esta forma daremos un primer paso que completaremos con una limpieza en profundidad cada semana o cada quince días, dependiendo siempre de la intensidad de uso que se le dé a la ducha o a la bañera.

¿Cómo limpiar una mampara de plástico?

Además del uso, el tipo de material también influye mucho en la frecuencia con la que hacer una limpieza en profundidad. Así, el plástico se ensucia de forma más rápida e intensa que el cristal, siendo más difícil limpiar la cal y el moho de una mampara de plástico si no somos constantes.  

Para ello, nada mejor que recurrir a productos de limpieza específicos y muy eficaces como KH-7 Baños. Con este producto rociaremos en los carriles de las mamparas, en las hojas, en las juntas y en todas aquellas zonas en las que observemos se ha acumulado la suciedad. Haremos esta limpieza con guantes y pasaremos un paño suave para retirar el producto y la suciedad que arrastre.

¿Cómo limpiar una mampara de cristal?

Las mamparas de cristal también requieren constancia en las tareas de limpieza al ser frecuente que la cal deje cercos y marcas. Con una espátula limpiacristales para mamparas y un poco de vinagre blanco de limpieza conseguiremos eliminar todos los restos de cal y suciedad. Si no tenemos una espátula, podemos hacerlo con un paño suave para cristales y aplicaremos el vinagre diluido en un poco de agua tibia.

En las juntas de silicona, los carriles y otras zonas de la ducha en el área de la mampara también puedes aplicar productos de limpieza como KH-7 Baños. Hay que procurar aplicarlo siempre en el paño que utilicemos para limpiar la ducha, evitando todas aquellas superficies barnizadas o pintadas con esmalte. 

También se pueden emplear remedios naturales para quitar las manchas de cal y moho como la mezcla de vinagre blanco y bicarbonato o la de bicarbonato, agua, limón y vinagre blanco. En la primera hay que mezclar un vaso de vinagre con dos cucharadas de bicarbonato de sodio y dejar actuar la mezcla sobre la mampara, para eliminarla después con un paño húmedo

La segunda mezcla requiere tres partes de agua, una de agua, el zumo de un limón y dos cucharadas de bicarbonato. Se rocían todas las superficies con el producto, se deja actuar unos minutos, se aclara y se seca todo con un paño seco, suave y limpio.

Si a esta limpieza de la mampara se añaden una serie de rutinas favorecemos que la mampara se mantenga limpia y en perfecto estado durante más tiempo. Así, además de una limpieza suave, se aconseja que tras cada uso se pase una espátula o un paño suave por los cristales para retirar la condensación y el exceso de humedad y se abra la ventana o la puerta para ventilar el baño.