Por muy buena que sea tu plancha, si no la limpias ni vacías el depósito del agua tras cada planchado, la suela y el sistema de vapor se irá estropeando y reducirás mucho su vida útil. ¿Cómo evitarlo? Las soluciones son sencillas y puedes echar mano de productos caseros que seguro tienes en casa. Lo importante es ser constante y cuidar que nuestra plancha se mantenga tan limpia como el primer día. 

En este artículo vamos a contarte cómo limpiar la plancha de forma sencilla y rápida para que, así, puedas conocer los trucos más efectivos. 

Consejos para eliminar la cal de la plancha 

Los fabricantes señalan cómo la cal es el peor enemigo de las planchas, siendo importante combatirla desde el primer momento y evitar que se acumule. Uno de los primeros pasos es conocer cuál es el grado de dureza del agua de nuestra localidad. 

Si no los sabes, siempre puedes consultarlo en los mapas de dureza del agua en España o realizar la prueba de dureza del agua con el kit que suelen incluir algunos fabricantes en sus planchas. Sea como fuere, te recomendamos incluir entre sus hábitos de planchado el usar agua destilada o desmineralizada si el agua de la zona donde vives es muy dura y vaciar el depósito del agua al terminar de planchar.

Además, y si ya has detectado manchas blancas en la suela de la plancha o el agua sale sucia o con granitos de cal cuando vaporizas, es momento de hacer una limpieza y procurar hacerla más a menudo para evitar que la suciedad y la cal se acumule.

Aquí te contamos cómo limpiar las manchas de cal de la plancha. ¡Toma nota! 

¿Cómo limpiar el depósito de la plancha?

Con la presión del vapor de la plancha podrás eliminar los residuos de cal acumulados en el depósito de agua y en los orificios de salida del vapor. Para ello, llena el depósito de agua destilada y coloca un recipiente o un paño debajo de la suela y vaporiza hasta que el depósito quede vacío.

¿Cómo limpiar la suela de la plancha? 

Las manchas de cal de la suela se pueden limpiar con bicarbonato. Haz una pasta con el bicarbonato y un poco de agua fría y, ayudándote con un paño suave, limpiar la suela con la mezcla y ve retirando los restos que queden. También retirar los restos de cal de la suela con una vela de cera. 

Lo primero es templar un poco la plancha y frotar la vela por la suela. Una vez que la hayas pasado, activa el vapor y, una vez desenchufada, pasa un papel de estraza o un paño para retirar los restos de cera, cal y suciedad.

Consejos para eliminar la suciedad de la suela de la plancha

Y si nuestra plancha presenta manchas oscuras es que se ha quemado y/o ensuciado por el uso de sprays de planchado, almidones o pegarse o quemarse alguna prenda, entonces podemos recurrir a otros trucos sencillos y eficaces. 

  • Para retirar la suciedad y otros restos pegados emplear productos como KH-7 Quitagrasas & Quitagrasas Desinfectante, dos productos que tienen la capacidad de limpiar todo tipo de superficies. Pulveriza el producto escogido sobre un paño suave y pásalo con cuidado por la suela de la plancha. Por último, aclara con un paño húmedo.
  • Otro producto casero que suele funcionar es la sal gruesa. Si tienes sal en casa solo tienes que poner varias cucharadas de sal gruesa en un paño, enchufar o encender la plancha y, una vez caliente, frota suavemente con el paño y la sal. Es importante hacerlo con cuidado para no rayar la superficie. Una vez terminado, y cuando la plancha se enfríe, límpiala con un paño húmedo.
  • Y si la ropa se pega a la suela, prueba a limpiarla con una mezcla de bicarbonato y limón. El ácido del limón y la potencia limpiadora del bicarbonato te ayudará a retirar todos los pequeños restos de ropa que se hayan quedado adheridos y dejarán la superficie limpia.