En este artículo vamos a contarte cómo limpiar el lavavajillas, para ello, te brindaremos algunos buenos consejos que deberás tener en cuenta para lograr una limpieza sencilla y eficaz. ¡Manos a la obra! 

Limpiar el lavavajillas paso a paso 

Limpiar este electrodoméstico es mucho más sencillo de lo que puedas imaginar; de hecho, en tan solo 3 pasos conseguirás una limpieza profunda y completa. Aquí te dejamos los pasos a seguir:

  1. Limpia la puerta interior del lavavajillas con una bayeta húmeda; saca el filtro y lávalo con KH-7 Quitagrasas Desinfectante
  2. Coloca nuevamente el filtro y selecciona el programa que tenga la temperatura más elevada. Deja que funcione durante 15 minutos e interrumpe el programa. 
  3. Para terminar, abre el lavavajillas, echa 1 vaso de vinagre y deja que el programa termine. El vinagre tiene propiedades abrillantadoras y, además, eliminará la acumulación de cal. 

Al menos 2 veces al mes tendrías que seguir este proceso para limpiar  el lavavajillas y conseguir que el aparato esté en perfectas condiciones para realizar su función. 

Consejos para limpiar el lavavajillas de forma eficiente 

Para que tus platos, vasos y cubiertos estén 100% limpios es importante que limpies el lavavajillas con frecuencia. Pero, ¿cómo se realiza este tipo de limpieza? Hay algunos espacios del propio electrodoméstico que deben cuidarse para que su efectividad sea la máxima. 

Aquí tienes algunos consejos para que puedas limpiar  el lavavajillas fácilmente. 

Limpia el filtro del lavavajillas

Al menos una vez por semana deberás lavar el filtro del lavavajillas para evitar que la bomba del desagüe pueda atascarse. Además, si los filtros están sucios, la limpieza de tus platos no quedará igual de impoluta. 

Aprovecha, también, para limpiar el dosificador en el que añades el detergente, así como las juntas de la puerta y, así, tendrás un electrodoméstico en perfectas condiciones. 

Limpia las aspas y las ranuras del lavavajillas

Un par de veces al año se recomienda que quites las aspas del lavavajillas para lavarlas de forma minuciosa. También se recomienda que limpies las ranuras pues, así, conseguirás eliminar la acumulación de cal o demás partículas que puedan impedir que el mecanismo interno del lavavajillas gire y funcione correctamente. 

Para conseguir eliminar la acumulación de grasa, de suciedad y apostar por una máxima desinfección, nada mejor que optar por KH-7 Quitagrasas o KH-7 Quitagrasas Desinfectante, dos productos muy eficaces que te ayudarán a limpiar tu lavavajillas en profundidad. 

Si prefieres un producto natural para limpiar  el lavavajillas, el vinagre puede ser tu mejor aliado. Es un descalcificador natural muy potente que, además, te ayudará a eliminar la acumulación de suciedad y gérmenes. 

No enjuagues los platos 

Existe la falsa teoría de creer que el lavavajillas limpia mejor si los platos los metemos limpios. Esto es totalmente falso y, además, se desaconseja porque, por un lado, gastarás el doble de agua y, por otro lado, el jabón actuará peor si los platos y cubiertos están completamente limpios. 

No dosifiques el detergente sin seguir las medidas

En el caso de que no uses pastilla y emplees detergente líquido, no lo eches a ojo. Colócalo en el depósito que tiene especialmente el lavavajillas y en la cantidad exacta que cabe en el recipiente. De esta manera, te asegurarás de que el aparato tiene el jabón necesario para hacer su función: ni más ni menos. 

Coloca la vajilla en su sitio

El diseño del lavavajillas está especialmente pensado para optimizar el funcionamiento del aparato, por ello, si hay un espacio que está diseñado para colocar los cubiertos, úsalo para ello. Al igual que los alimentos que van a la nevera se colocan siguiendo un orden preestablecido, lo mismo tenemos que hacer con el lavavajillas para que funcione de manera óptima.