Uno de los primeros pasos para evitar ese aspecto es saber cómo desinfectar la mampara de la ducha y conseguir que luzca impecable durante más años. ¡Acompáñanos a descubrir cómo hacerlo de la forma fácil y eficaz!

Cómo limpiar y desinfectar la mampara de la ducha

A la hora de desinfectar la mampara de la ducha de forma eficaz hay que tener en cuenta una serie de factores como:

El material con el que está fabricada la mampara

Dependiendo del material con el que esté fabricada la mampara, habrá que decantarse por uno u otro método de limpieza y desinfección. Así, las mamparas de materiales plásticos o acrílicos son las en las que menos se nota la suciedad, aunque esta suele quedarse más adherida.

Las mamparas de vidrio o de cristal, al menos las que carecen de tratamiento antical, suelen quedar con rastros de la cal de agua, requiriendo una limpieza constante. Las de vidrio con tratamiento antical repelen los restos de cal y jabón, haciendo que la eliminación de estos sea más fácil.

Disponer de los útiles apropiados para su limpieza

Es fundamental no emplear productos ni objetos de limpieza que puedan rayar o dañar las superficies. Así, es importante escoger paños suaves, gamuzas y bayetas para la limpieza de cristales, así como rasquetas limpiacristales. 

También es importante decidirse por productos de limpieza no abrasivos, ya que estos pueden deteriorar las gomas de estanqueidad o la silicona de la perfilería.

Al desinfectar la mampara de la ducha has de seguir los siguientes pasos:

  • Limpia los perfiles superiores y laterales un paño suave y humedecido en el que habrás pulverizado productos como KH-7 Baños Desinfectante  o vinagre blanco de limpieza. Comprueba en la etiqueta de estos productos si son aptos para el material con el que está fabricada la mampara o prueba en un lugar poco visible. Ten cuidado con los cromados. Si tienes dudas, pasa solo un paño seco o levemente humedecido para eliminar todo el polvo que haya podido acumularse en las partes más altas.
  • Limpia los cristales con limpiacristales, vinagre blanco y con ayuda de una rasqueta limpiacristales.  Tanto si es acrílica como si es de cristal, también podrás eliminar las salpicaduras y cercos de cal limpiando las manchas con agua y jabón neutro con una esponja. Aclara y saca brillo con un paño seco que no deje pelusas en el cristal.
  • Por último, limpia todas las juntas de silicona y de goma con productos como KH-7 Baños desinfectante  para eliminar todo rastro de moho o restos de jabón o champú que haya. Se puede recurrir también a vinagre blanco de limpieza o a una pasta de bicarbonato con algo de vinagre para arrastrar los posibles restos de moho y suciedad general.