Por todo ello es importante no solo mantener limpio y desinfectado el inodoro, sino también lavarse las manos correctamente cada vez que se utiliza. Para conseguir una completa higienización del baño, solo se necesita seguir una serie de sencillos consejos sobre cómo limpiar el inodoro y aplicarlos a fondo tanto para limpiar el exterior como el interior de la taza. 

Cómo limpiar el inodoro paso a paso 

Para una limpieza del inodoro en profundidad se necesita un par de guantes, un cepillo de dientes, una escobilla del baño, un paño exclusivo para usar en el baño, vinagre blanco de limpieza o un limpiador como KH-7 Baños Desinfectante

Un mantenimiento ideal de la higiene del inodoro consistiría en que cada persona que lo utilizase pasase un paño por el pulsador de la cisterna y por el asiento y la tapa tras uso. Pero, de no ser así, es importante limpiar a diario el inodoro y seguir los siguientes pasos:

  • Una vez puestos los guantes, se rocía la parte exterior del inodoro con productos específicos como KH-7 Baños Desinfectante y se procede a enjuagar el producto con un paño húmedo por tapa, abierta y cerrada, por el asiento y por todo el exterior, tanto la taza como la cisterna y, sobre todo, por el pulsador o tirador de esta. 
  • Una vez enjuagado, se aclara y se revisan aquellas partes de más difícil acceso como las juntas. De estar sucias, se puede pasar un cepillo de dientes humedecido con vinagre blanco o desinfectante.
  • El interior es una zona que suele estar más limpia, pues al tirar de la cisterna el agua limpia el fondo. Pero, para hacer una higiene completa del interior es importante pasar la escobilla por el interior. Para ello se ha de pasar la escobilla en círculo de arriba abajo, insistiendo especialmente en los conductos de salida del agua. Esta limpieza puede reforzarse añadiendo un producto desinfectante como KH-7 Baños Desinfectante o vinagre blanco de limpieza y bicarbonato. 

En el caso de KH-7 Baños Desinfectante es preciso pulverizar el interior con el producto, dejarlo actuar unos segundos y frotar con la escobilla. Si se emplea el vinagre y el bicarbonato, entonces se ha de espolvorear el bicarbonato por el interior, dejar actuar una hora y rociar con el vinagre blanco con un pulverizador. Se frota con la escobilla y se procede a tirar de la cisterna.

Una vez finalizada la limpieza es recomendable lavar el paño que se utilice, desinfectándolo con un poco de lejía. Asimismo, los guantes que se hayan empleado han de reservarse para usarlos solo en el baño y, si se emplean guantes desechables, tirarlos al contenedor correspondiente. 

Cómo limpiar el fondo del inodoro

Si con el paso del tiempo, o por falta de higiene, el inodoro tiene poso en el fondo, este problema puede atajarse empleando tanto limpiadores químicos como remedios naturales.

  • Uno de los remedios más recurridos es hervir agua con un buen chorro de vinagre y verterlo bien caliente por el interior del inodoro. Al agua caliente con vinagre se le puede añadir también una taza de bicarbonato. Este remedio irá soltando el poso de residuos del fondo del inodoro. Se deja reposar un rato y se tira de la cisterna. Si no se limpia del todo, puede repetirse varias veces hasta que quede lo más limpio posible. 
  • Esta limpieza puede completarse pasando la escobilla y frotando hasta eliminar todo resto. 
  • Otro remedio eficaz es limpiar con una mezcla de vinagre, sal y agua o con vinagre, bicarbonato y zumo de limón.