Los grifos del baño presentan dos grandes enemigos: el agua (o la humedad) y el paso del tiempo. Sea del material que sea la grifería del baño, la acción de ambos termina por ‘comer’ el color. Por más que lo limpies y pases, no vuelve a estar como recién colocado. Te explicamos cómo limpiar los grifos del baño de forma regular para no llegar a ese punto. 

Rutina para que los grifos del baño estén impecables

¿Quieres que los grifos permanezcan impecables y te duren más tiempo? Toma nota de los consejos de los fabricantes.

Efectúa una limpieza regular. Un buen mantenimiento evitará que se incruste la cal. Además de alejar el peligro del óxido en la grifería conseguirás mantener su brillo. Para ello, puedes utilizar jabón neutro aplicado con un paño suave o limpiadores específicos para baño. No te olvides de los filtros y las rejillas, tanto de la grifería como especialmente en el caso de la alcachofa de la ducha. 

Una vez al mes, es bueno desenroscar los filtros y dejarlos sumergidos con un producto antical unos minutos, y repetir esta operación hasta que se elimine la cal. Es importante testar que el producto antical no altere el material, por eso recomendamos verificar la pieza.

Revisa regularmente el grifo, su funcionamiento, ya que las piezas se desgastan con el uso y la acción del agua y la humedad. Especialmente en los modelos cromados.

Trucos para limpiar la cal de los grifos

Además de los productos anti-cal químicos, como KH-7 Antical, el truco casero por excelencia pasa por aplicar limón sobre la mancha de cal. Salvo la cal más arraigada, con una aplicación sería suficiente.

Sin embargo, también se puede utilizar harina directamente sobre las manchas de cal frotando con un paño. Este método es más eficaz sobre cal muy seca. Del mismo modo, se puede emplear pasta de dientes.

Esto en el caso de la cal que se ve. Ahora bien, ¿cómo limpiar los grifos de cal interior? La opción más eficaz y menos abrasiva radica en los limpiadores anti cal específicos, como la gama de productos que ha desarrollado KH-7. Su poder anti cal elimina cualquier obstrucción, por seca que esté. 

Cómo prevenir la aparición de óxido en los grifos del baño

¿Por qué aparece óxido en el grifo? Esta es una de las grandes dudas que surgen a los propietarios. Incluso los modelos más caros caen ante la oxidación. El motivo por el que se oxidan los grifos tiene que ver con la presencia de la cal, el goteo continuo de agua, la exposición a productos químicos demasiado agresivos y no adecuados para el baño. El resultado es la aparición de óxido, ya sea en las juntas o en los puntos de mayor fricción.

Mejores productos para limpiar grifos con óxido

¿Y si llegamos tarde? ¿Cómo limpiar los grifos del baño del óxido? Para mantener a raya la corrosión, estos son los mejores productos que puedes utilizar:

  • Productos eficaces como KH-7 Baños Desinfectante que eliminan hasta el óxido más resistente sin hacer que sufra el material del grifo. Son los más efectivos, comprobados y testados.
  • El vinagre blanco, uno de los mejores limpiadores naturales gracias a la acción de sus ácidos. Ten cuidado con los grifos dorados. Igual ocurre con el limón.
  • Bórax. Con este producto hay que tener mucho cuidado, ya que es abrasivo para las manos y si te pasas en las proporciones, con la grifería.

Cómo limpiar grifos del baño cromados

La mayoría de los grifos actualmente están cromados, ya que el cromo aporta mayor duración. Ahora bien, si no realizas un adecuado mantenimiento, perderá su brillo en poco tiempo. Para su mantenimiento se puede utilizar cualquiera de estos productos:

  • Limpiadores específicos de baños.
  • Aceite para bebés (o en su defecto, aceite para la piel): es especialmente útil para limpiar grifos de baño con manchas si son cromados.  
  • Vinagre, como opción más económica, aunque siempre que sea blanco.
  • Agua caliente y jabón, aplicado con un paño, y después secarlo.
  • Las toallitas para bebé o las toallitas de higiene íntima solo serían válidas para manchas recientes.