Qué significa Pulverizar

Pulverizar es rociar, esparcir o regar con líquido en partículas pequeñas, reducir algo a polvo y, además de, y en sentido metafórico, destruir algo por completo. 

Los aerosoles permiten pulverizar todo tipo de productos como desodorantes, insecticidas o aceites. Así, los productos pueden ser aplicados de modo más fácil al tener solo que presionar un botón en la parte superior el recipiente para que el líquido salga vaporizado en forma de gotas muy finas. El aerosol, pulverizador, vaporizador o atomizador puede ser activados manualmente o mediante gas.

Unos productos que son más fáciles de aplicar mediante un pulverizador son los productos de limpieza como los limpiacristales, espumas para limpiar alfombras y moquetas, limpiamuebles, etcétera. Los pulverizadores pueden comprarse en formato de aerosol a presión o en botellas de plástico en spray a granel. Un formato que facilita poder preparar líquidos de limpieza caseros y poder pulverizarlos, además de administrar productos adquiridos a granel y pasarlo a este tipo de botellas, etiquetarlas y poder emplearlo en la limpieza de cualquier superficie.

La pulverización también es habitual en el campo, siendo uno de los trabajos agrícolas básicos para realizar riegos suaves o rociar productos fitosanitarios. En el caso de pulverizar plantas, esta es la forma más delicada de efectuar el riego y evitar así que las hojas y las flores puedan dañarse o romperse al regar. El pulverizador permite regar en forma de lluvia, además de aplicar insecticidas naturales en zonas de difícil acceso con una regadera o una manguera. La pulverización es ideal para el riego de plantas de interior.