Qué significa Fungicida

Un fungicida es un  producto que se emplea para impedir el crecimiento o eliminar los hongos y mohos

Los hongos son organismos heterótrofos vivos, que necesitan alimentarse de otros seres para sobrevivir. Se trata de parásitos, que muchas veces resultan perjudiciales para los animales, plantas y seres humanos. 

Precisamente para combatirlos están los fungicidas, una sustancia con cierta toxicidad que puede aplicarse de múltiples formas, como rociado o pulverizado. Este producto, cuyo nombre procede de la palabra latina fungus que significa “hongo”, suelen emplearse en el sector de la agricultura como medida de protección para los cultivos

Los fungicidas protectores evitan la germinación de las esporas, mientras que los fungicidas sistémicos acaban con los hongos que han enfermado las plantas. Ahora bien, hay que prestar atención a las señales de advertencia del producto al existir riesgo de intoxicación por un uso indebido. 

Los fungicidas contienen diferentes productos químicos, que pueden tener consecuencias perjudiciales en los ojos, la piel o los pulmones del ser humano. Algunos de los efectos adversos que pueden provocar son: dermatitis de contacto, edema pulmonar o enfermedad crónica de la piel.

Otro de los peligros asociados al fungicida guarda relación con la resistencia que los hongos pueden presentar al producto. Estos organismos tienen la capacidad de evolucionar y pueden volverse inmunes frente a los productos que en principio se crearon para acabar con ellos. Se trata de una defensa que puede desarrollarse en los fungicidas que atacan una parte del hongo, que por otro lado son los más utilizados al generar menos daños al medioambiente.