Es cierto, también, que es uno de los materiales más difíciles de limpiar y si no le damos un buen mantenimiento podríamos echarlo a perder para siempre. Por eso, queremos darte algunos consejos para saber cómo limpiar el cuero. ¡Toma nota! 

Trucos para limpiar cuero

El mejor mantenimiento que puedes darle a tus objetos de cuero es intentar mantenerlos siempre limpios. Si tienes una rutina de limpieza que hace que tus artículos de cuero no lleguen a estar nunca extremadamente sucios, podrás alargar su vida útil durante mucho más tiempo. 

Estos son algunos consejos para limpiar correctamente tus artículos de cuero.

Limpia la superficie

Antes de aplicar cualquier producto sobre la superficie de tu artículo de cuero, te recomendamos que lo sacudas e intentes quitar toda la suciedad que puedas detectar. También, con mucho cuidado puedes pasarle la aspiradora a una cierta distancia, siempre intentando que el aplicador no entre en contacto directo con el cuero.

Crema

La crema especial para cuero es uno de los mejores productos para que tu artículo se vea brillante y reluciente como el primer día. Si no quieres comprar un producto especializado, puedes usar vaselina. Aplica la crema por toda la superficie de cuero frotando bien con movimientos circulares. Deja reposar por 30 minutos y posteriormente retira con un trapo limpio y seco. Verás que las manchas han desaparecido y que, además el cuero luce tan brillante como el primer día.

KH-7 Quitagrasas Desinfectante 

KH-7 Quitagrasas Desinfectante es un producto quita grasas y desinfectante que puede ser usado en nuestros artículos de cuero en pequeñas dosis. Si hay una mancha persistente que no puedes eliminar desde hace tiempo, deberás mojar la punta de un trapo con KH-7 y frotarla durante un buen rato.

Finalmente deberás dejar actuar el producto durante 30 minutos y retirar con un trapo limpio un poco humedecido con agua. Verás que la mancha ha desaparecido y que, además, el KH-7 te ha dejado un aroma a limpio en tu artículo de cuero.

Leche descremada

Aunque parezca algo totalmente ilógico, la leche descremada sirve, no solo como limpiador, sino también como abrillantador de nuestros artículos de cuero. Humedece un trapo muy suave y limpio con leche descremada y comienza a hacer movimientos circulares en el cuero de manera repetida. 

Posteriormente, selecciona otro trapo igualmente suave y limpio y seca la leche de la superficie del cuero en la misma dirección que la has aplicado anteriormente. Esto producirá un efecto de pulido en tus artículos de cuero para que los luzcas más brillantes que nunca.

Productos especiales para cuero

Si quieres ir a lo seguro y eres menos atrevido a la hora de tratar tus objetos de cuero, te recomendamos que puedas usar un producto especializado para el tratamiento del cuero. Podrás encontrarlos en cualquier supermercado y deberás elegir el que más te convenga según lo que quieras hacer con él. 

Podrás elegir productos diferentes dependiendo de si simplemente quieres mantenerlo limpio, si quieres eliminar manchas persistentes, si quieres abrillantar el cuero, etc. Estos productos vienen con sus propias instrucciones del fabricante para que puedas hacer un correcto uso y sacar el mayor partido a tus artículos de cuero.

Qué no hacer con el cuero

No solamente es importante limpiar correctamente el cuero, sino que además es imprescindible evitar que se dañe. Estas son las principales reglas para tener un buen cuidado de los artículos de cuero que tienes en casa:

  • Nunca aplicar agua directamente en el cuero
  • Evita el contacto directo con el sol
  • Elimina el polvo antes de aplicar cualquier producto
  • Límpialos de manera regular

Ahora ya conoces los mejores trucos sobre cómo limpiar cuero. Haz un buen mantenimiento de tus artículos para que estén en las mejores condiciones durante el mayor tiempo posible. Te recomendamos que puedas limpiar el cuero en el preciso momento en el que veas una mancha, para que esta no se vuelva persistente.