La verdad es que merece la pena ser constante en este tipo de cuidados para que la cadena de nuestra moto se mantenga no solo limpia, sino también bien engrasada, evitando así que se suelte y haya que tensar. En este artículo te ofrecemos una serie de consejos y los pasos necesarios para limpiar la cadena de la moto de forma sencilla y eficaz.

Cómo limpiar la cadena de tu moto paso a paso

En la cadena de nuestra moto se va acumulando toda la suciedad, pequeñas partículas que se van quedando adheridas a la grasa de la cadena, siendo importante retirar esa grasa antigua, limpiar en profundidad y echar grasa nueva. 

Habitualmente, la limpieza de la cadena de una moto ha de efectuarse cada 500 -1000 kilómetros, siendo recomendable hacerlo cada vez que se utiliza en el caso de las motos de campo. De no hacerlo así, corremos el riesgo de sufrir averías como la rotura de la cadena, la de la rueda, la llanta o la de otras partes de la suspensión. 

La limpieza de la cadena es un proceso sencillo, pudiendo realizarse tranquilamente sin necesidad de mucho espacio. Lo más importante es hacerse con un buen equipamiento de productos y accesorios para la limpieza de cadenas de moto. Así, tienes hacerte con:

  1. Producto desengrasante. Como KH-7 Quitagrasas, muy eficaz para eliminar todo tipo de grasa y sencillos de encontrar en cualquier supermercado o tienda de artículos de limpieza.
  2. Agua tibia.
  3. Grasa en spray.
  4. Un paño suave.
  5. Un cepillo.
  6. Papel de cocina o papel de periódico, siendo más resistente este último para retirar la grasa.

Pasos para limpiar la cadena

Con todos estos productos y artículos a mano podemos comenzar el proceso de limpieza y engrase de la cadena de tu moto:

  1. Lo primero es retirar la grasa de la cadena. Para ello utilizaremos un desengrasante como los de KH-7, unos productos que se venden en formato pulverizador, muy útil para aplicar el desengrasante y llegar a todos los rincones. Tras dejar que actúe unos minutos, pasaremos a retirar la grasa y aclarar todo con agua.
  2. Con papel de cocina o de periódico, o un paño seco, iremos secando la cadena.
  3. Tras esta primera limpieza, pasamos a limpiar la cadena más en profundidad, deteniéndonos en cada eslabón y retirando la suciedad y la grasa con un cepillo.
  4. Volveremos a pasar papel o un trapo para eliminar cualquier pequeño resto y que quede perfectamente limpia.
  5. El engrasado de la cadena será el último paso para dejar nuestra moto preparada. Con una buena grasa en spray se podrá engrasar perfectamente la cadena y dejarla en perfecto estado. Para ello tienes que colocar la moto sobre el caballete central e ir aplicando la grasa en spray con detenimiento y en cada uno de los eslabones.