Aunque el polvo se lo quitemos de forma habitual, saber cómo limpiar bronce es mucho más que pasar el trapo por la superficie. Sin necesidad de que hagamos nada especial, el objeto va perdiendo sus propiedades y con ellas el brillo que le caracteriza. A continuación, te dejamos con una serie de trucos infalibles

Limpiadores específicos

En las tiendas especializadas encontraremos limpiadores específicos que nos ayudarán con el mantenimiento de la pieza. KH-7 Quitagrasas, perfectamente probado, actúa rápido sobre la superficie de bronce consiguiendo resultados como nunca antes. Recomendado por los especialistas, si quieres dar con una solución inmediata aquí tienes todo lo que necesitas.

Meter en vino blanco

Aunque lo más rápido es utilizar productos específicos, el vino blanco es un truco casero que siempre ha destacado con este material. Con la figura sumergida en un recipiente lleno de este líquido, lo mantenemos durante diez minutos y, una vez que lo hayamos sacado, veremos que la mancha se habrá evaporado.

Aplicar bicarbonato

¿Tienes una figura de bronce que ha perdido su brillo? Mezclando un poco de limón con bicarbonato consigues resultados que nunca hubieses imaginado. Disueltos en un vaso o copa con agua tibia verás cómo pronto recuperas aquel destello natural que tenía en el momento en que lo compraste.

Efecto vinagre

El vinagre es uno de los mejores limpiadores que tenemos por casa. Utilizado para desinfectar (además de ingrediente para las comidas) si alguna vez queremos saber cómo limpiar bronce de manera natural es la solución perfecta. Mezclándolo con agua y sal sobre un trapo seco pronto habremos recuperado el encanto que antes tenía la figura.

Limpiando con jabón neutro

El jabón es un producto muy eficiente en nuestros hogares. Perfecto para cualquier tipo de superficie, cuando se trata de sacar la suciedad a los artículos de bronce también nos ayuda bastante con el objetivo final. Disponible en cualquier hipermercado, resulta ideal para esas figuras antiguas que hay por casa. ¿Ya lo probaste?

Exprimiendo limón

Puestos a hablar de trucos caseros, el limón se nos hace perfecto para esas figuras o superficies con manchas que no podemos quitar de ninguna otra manera. Mezclado con vinagre, agua y amoniaco conseguimos que el color perdido vuelva al elemento en cuestión de unas horas. ¡No olvides secarlo con un paño suave!

¿Qué es lo más efectivo para quitar las manchas del bronce?

Cualquiera de las soluciones anteriores sirve para limpiar el bronce. Nuestras abuelas hacían uso del vinagre y el jabón neutro para todo, pero debemos pensar que eran tiempos en los que no había demasiados recursos. Los productos específicos, ahora que además vienen mucho más concentrados, nos facilitan bastante la tarea.

En cuestión de minutos y con una simple aplicación veremos cómo limpiar bronce es una acción que no cuesta en ninguno de los aspectos. Siempre pensando en dar soluciones inmediatas sin que tengamos que hacer esfuerzos, KH7 es una marca que se ha ganado el reconocimiento mundial de la limpieza eficaz.

En cualquier caso, la mejor manera de disfrutar de nuestras figuras como el primer día es cuidando de ellas a diario. Manteniendo una rutina de limpieza y admirando la pieza en su totalidad nos daremos cuenta de que no hay remedio mayor que el mimo o el interés que ponemos para las cosas.

¡No lo dudes! Puede que cómo limpiar bronce sea una pregunta que te lleves haciendo tiempo pero sin respuestas efectivas. La aplicación de un producto específico con el que le saquemos el brillo perdido e igualmente lo mantengamos por completo es lo más efectivo, pero, ¿viste la cantidad de opciones que hay?