En este artículo queremos descubrirte cómo limpiar las baldosas de la cocina dándote algunos buenos consejos que debes tener en cuenta para conseguir una estancia mucho más higiénica y segura. 

Consejos para limpiar las baldosas de la cocina

Si quieres que tu cocina esté en perfectas condiciones, la limpieza de las baldosas es imprescindible. Para empezar a realizar esta tarea, lo primero que tendrás que hacer es recoger todo lo que tengas en la encimera y en las zonas cercanas a las baldosas; así, conseguirás un espacio despejado y perfecto para poderlo limpiar en profundidad. 

Te recomendamos, también, que quites lo que tengas colgando de las paredes y que pases la escoba por el suelo para evitar que el polvo acumulado pueda impedir que limpiemos correctamente. 

Una vez lo tengas todo recogido, es el momento de empezar a limpiar las baldosas de la cocina. Para ello, puedes seguir cualquiera de los métodos que aquí te indicamos: 

Limpiar con agua y jabón

Es uno de los métodos más comunes para conseguir una limpieza profunda de las baldosas. Para ello, solamente tendrás que mezclar agua y jabón líquido y pasar una esponja suave sobre las baldosas para eliminar la suciedad. Después, solo tendrás que aclarar el jabón con una bayeta húmeda y secar las baldosas con un año seco para un resultado perfecto. 

Productos desengrasantes y desinfectantes

Pero si lo que quieres es eliminar la grasa acumulada de las baldosas y, al mismo tiempo, desinfectar tu cocina, nada mejor que acudir a algunos productos de limpieza efectivos que hay en la actualidad. Nosotros queremos recomendar KH-7 Quitagrasas Desinfectante, un limpiador muy potente con el que podrás retirar la grasa más adherida a las baldosas y, también, desinfectar la estancia para evitar la proliferación de virus o bacterias. 

Limpiar con amoníaco o con vinagre

Un remedio casero muy conocido para  limpiar las baldosas de la cocina es aprovechar las  propiedades desinfectantes del amoníaco o del vinagre. Ambos productos pueden ser eficaces para eliminar las grasas y desinfectar tu cocina, sin embargo, el olor puede ser desagradable y siempre deberás limpiar con la puerta y ventanas abiertas para evitar acumulación de elementos tóxicos en el ambiente. 

Cómo limpiar las juntas de las baldosas 

Uno de los puntos que más preocupan a la hora de limpiar las baldosas de la cocina son las juntas, es decir, los huecos que hay entre las baldosas. Y es que estos huecos suelen ensuciarse y mostrarse más oscuros, algo que afecta la estética general de la cocina, así como su higiene. 

Existen productos específicos para limpiar las juntas de las baldosas. Pero si prefieres un remedio natural tienes que saber que el bicarbonato de sodio mezclado con agua puede ser una buena solución. ¿Cómo se utiliza? 

  1. Vierte 2 cucharadas de bicarbonato en un barreño con agua
  2. Mezcla bien hasta que consigas una pasta 
  3. Ahora, coge un cepillo de dientes viejo y embadurna las cerdas con esta pasta 
  4. Pasa el cepillo por las juntas y deja que el bicarbonato haga efecto durante unos 10 minutos 
  5. Para terminar, retira el remedio con una esponja y conseguirás unas juntas más limpias y brillantes 

Más brillo a las baldosas de la cocina 

También puede ser que el brillo original de tus baldosas ya no sea el de antes. En estos casos, debes saber que existe un truco que te ayudará a devolverle el brillo y que, así, tu cocina se vea perfecta: usa limpiacristales

¡Has leído bien! Si semanalmente pasas limpiacristales sobre las baldosas conseguirás que los azulejos se vean más relucientes. Por tanto, es un truco muy sencillo de llevar a cabo y con el que conseguirás grandes beneficios para tu hogar.