No son muchos metros, pero el uso es intenso y la autocaravana precisa de una ventilación y un orden diario para que esté perfecta y sea siempre un entorno cómodo y agradable. Además, y aunque el nivel de suciedad suele ser igual que la de cualquier otro auto, también es importante atender a la limpieza del exterior de la caravana. En este artículo te mostramos como limpiar el exterior de tu autocaravana.

Cómo limpiar el exterior de una autocaravana

La limpieza del exterior de la autocaravana ha de llevarse a cabo en un área en el que esté permitido realizar este tipo de trabajos. Y aunque hay algunos túneles de lavado aptos para autocaravanas, lo habitual es que haya que realizar esta tarea a mano. 

  • Para ello, nada mejor que tener a mano agua y jabón, siendo interesante disponer de una manguera para mojar y aclarar la autocaravana. Si nos decidimos a hacer un lavado con manguera deberemos escoger un momento en el que no haya mucho sol y calor para que no se seque al momento y queden cercos. También deberemos mojar el coche desde arriba hacia abajo, siguiendo un orden para arrastrar primero la suciedad y, después de enjabonar, los restos de jabón. Otro de los consejos a tener presente es no poner demasiada presión ni acercar la manguera a la superficie de la autocaravana para no deteriorar la pintura.
  • Una vez mojada la autocaravana será momento de enjabonar con jabón líquido especial para coches o un antigrasas como KH-7 Quitagrasas diluido en un cubo de agua. También debemos seguir la misma pauta de enjabonar desde la parte superior de la autocaravana hacia la inferior, además de dejar que la espuma actúe unos minutos y ablande así toda la suciedad.
  • Por último, pasaremos una manguera para retirar todo el jabón y dejar el vehículo limpio y secar la carrocería con una bayeta seca, procurando que no queden cercos. 

En el caso de que quieras limpiar el depósito de aguas, no hay nada mejor que emplear KH-7 Quitagrasas Desinfectante, ya que un producto perfecto para desinfectar esta parte del vehículo y evitar que se creen hongos, moho o microorganismos que puedan poner en riesgo  nuestra salud. 

¿Cómo limpiar los cristales de la autocaravana?

Las ventanillas y el parabrisas se han de limpiar con cuidado para no rayarlas y ha de hacerse también con agua y jabón. Para su limpieza se ha de emplear una esponja suave con jabón líquido suave y frotar suavemente hasta eliminar todo resto de suciedad. Una vez aclarados se ha de pasar una bayeta suave con un limpiacristales sin alcohol.

Otras partes de la autocaravana también requieren nuestra atención: las llantas, las ruedas y el techo. Unas partes que interesa tener en perfecto estado, ya que, al estar paradas, suelen acumular suciedad como hojas de árboles, barro, ramas, insectos, etcétera. Unos restos que suelen quedar incrustados, siendo preciso insistir con un cepillo de cerdas suaves, agua y jabón. Será momento de revisar los bajos y engrasar zonas como las patas, la cabeza, el enganche, etcétera.